Entrevista a Daniel Lumera - El Código De La Luz (2ª Parte)

Tomar el sol y acoger la luz es un acontecimiento extraordinario que pone en marcha procesos químicos muy potentes y activa energías que nos hace capaces de progresar en nuestra evolución. Pero no es sólo una cuestión química: la luz solar es capaz de transmitirnos sabiduría, belleza, paz y el amor necesario para nuestra evolución.


Todo nuestro ser debe prepararse para recibir estas cualidades. Para absorber los beneficios más sutiles del sol es de vital importancia la actitud interior correcta. Puede parecer extraño, pero es precisamente así: si te expones al sol, pero tu mente se distrae pensando en otra cosa y tus emociones van persiguiendo pensamientos, no seras capaz de recibir todo lo que esta estrella puede ofrecerte. Tu presencia total es necesaria para la transferencia de esta información se de. Nuestra actitud es fundamental para la calidad de nuestras acciones. Si estamos totalmente presentes y conscientes en el acto que realizamos se produce un cambio profundo tanto en nosotros mismos como en aquello que hacemos.


¿Esto vale cualquier cosa que hagamos? Pasear, estudiar, meditar, hacer el amor, etc. 


Sí, esta regla es tan simple como poderosa si se aplica correctamente. Se ha demostrado que comer con una actitud inconsciente (hablar, pensando en otra cosa, mirando televisión, hablando animadamente) hace que el cuerpo no sea capaz de absorber adecuadamente los nutrientes de la misma manera que cuando comemos en silencio, estamos presentes en el acto que realizamos, agradecido por lo que recibimos y consciente de nutrir el cuerpo, así como los pensamientos y emociones a través de la comida.


La luz solar es capaz de cambiar la química de nuestros cuerpos, la calidad de nuestros pensamientos y nuestras emociones, nuestra conducta y nuestro espíritu, proporcionando la información necesaria para nuestro progreso interno.

Exponerse al Sol inconscientemente, con una mente distraída, puede ser beneficioso en parte. La exposición al sol conciente de aquello que representa, de su poder y su presencia, con la actitud interior de apertura y presencia te permite recibir de la luz de los elementos necesarios para entender cosas que hasta ahora eran inaccesibles. Recibir la luz del sol con conciencia y presencia aumenta exponencialmente nuestra capacidad para absorber la fuerza vital y la información contenida en ella. Antes de exponerse a la luz es bueno recogerse en si mismo, hacer silencio mental interno y ser consciente de lo que el sol representa: el centro de nuestro sistema del cual emana un poder creativo extraordinario en forma de luz, calor y vida.



¿Existe una práctica sencilla y directa que nos puedas recomendar?



Una práctica sencilla y profunda es una tecnica sencilla y potente que forma parte de la meditación de la 108 perlas del Sol. Este método consiste en la combinación de una respiración particular con la actitud interior correcta. Los resultados son sorprendentes y llenan de paz, fuerza y apertura interior.

La respiración de la que hablo es doble: se hace por la nariz y por los poros de la piel. Nuestra piel respira, necesita oxígeno; es erróneo pensar que sólo se puede respirar por la nariz y la boca.
Todos los poros de nuestra piel absorben el aire y oxigenan la sangre, pero normalmente no somos conscientes de ello. La información de la luz llega y se puede absorber por todo el cuerpo. Hacerlo sólo a través de la nariz o los ojos es reductivo.

Observar el sol en las horas seguras es importante porque permite que la luz estimule la glándula pineal para sintetizar la vitamina A, de nutrir el cerebro; la respiración solar a través de la nariz y la boca también es importante porque es la vía de acceso más directo a los principales canales de energía de nuestro cuerpo, pero no debemos olvidar la piel, que representa toda la superficie de nuestro cuerpo: es gracias a la piel que se sintetiza la vitamina D3, la hormona Soltriol que se utiliza para multitud de cosas (desde la mineralización de los huesos a la prevención del cáncer). El Sol y la luz son fuentes inagotables de salud y de conciencia.


¿Así que la piel es uno de los principales canales de información a través del cual la luz penetra en nosotros? 


Sí. El ser humano, para mantenerse sano, necesita una cantidad mínima de luz durante todo el año y esta luz es parcialmente absorbida por la piel. Por otra parte, los poros de la piel representan un canal de entrada para absorber conscientemente las frecuencias de la luz en relación con nuestra evolución.

La luz de la información puede ser absorbido por la piel. Como he dicho antes, en la práctica de Lumen se respira por la nariz y a través de los poros de la piel. Esta segunda respiración, que se produce de forma autónoma en cualquier momento, pero debe ser practicada conscientemente, sintiendo como la luz penetra a través de toda la piel con cada inhalación. Si se hace correctamente es un canal muy potente para alimentarse de esta información. La respiración que se efectúa con poros de la piel multiplica cien veces el poder de absorción la luz y produce una mejora de todos los procesos relacionados con la salud del cuerpo, la mente y el despertar de la conciencia. La luz absorbida de esta manera estimula y equilibra la luz biológica de las células, y mejora nuestra luminosidad interior.


¿En qué consiste efectivamente esta tecnica y cómo la práctica?



Esta técnica es una práctica con la luz del sol y consiste en absorber las frecuencias de luz que son útiles para nuestra evolución. Básicamente te nutres concientemente absorbiéndola por la nariz, los poros de la piel y los ojos. Esta práctica debe realizarse en horas seguras, si se expone a la luz directa del sol: antes de las 11 am y después de 4 pm, especialmente durante los meses de verano. Los mejores momentos son el amanecer y el atardecer, porque se pueden absorber las frecuencias de la luz también por los ojos por la contemplación de la luz directa del sol.


Se puede participar con el cuerpo cubierto, dejando al descubierto sólo la cara, en camisa, con el torso desnudo o completamente desnudo. El sol no debe quemar ni ser insoportable, pero debe calentar agradablemente. Después de sentarse en una posición cómoda, expuestos a la luz solar, se cierran los ojos, relájense y hacen silencio interno, y dense cuenta de la presencia del Sol como centro de irradiación de luz y de vida. Luego se pone atención a la luz solar que llega a nuestra piel y la calienta. Se pone por unos segundos, la atención sobre este calor. Se debe sentir una sensación agradable, no un calor excesivo. El Sol puede calentar, pero también quemar, como la luz puede iluminar, y también cegar. En este punto, uno se deja fecundar por la luz, dejándola penetrar profundamente en nuestro interior: con algunas respiraciones profundas, relajadas y decididas hacer que la luz penetre por la nariz y la piel de todo el cuerpo. Con cada exhalación se expande la luz dentro de nosotros mismos.

Parece una práctica sencilla. ¿Basta sólo con respirar la luz, porque todo lo que suceda?


La simplicidad no debe confundirse con la falta de conciencia. En realidad absorber las frecuencia mas elevadas de la luz requiere la presencia de los cuatro elementos. En la práctica de Lumen es importante entender la coordinación de estos cuatro elementos: la actitud correcta (silencio interior y la conciencia de lo que se hace), respiración adecuada (la nariz y la piel), la intención correcta (voluntad de que las frecuencias de la luz puedan penetrar dentro de nosotros) y la percepción correcta (ver o sentir que la luz penetra profundamente y se expande).

1. la actitud correcta: estar presente en uno mismo, en silencio interior, consciente del contacto con la luz y la presencia del Sol .

2. La respiración adecuada: con la nariz y con toda la superficie del cuerpo a través de la piel. Inspirando se hace penetrar la luz y exhalando se expande por todo el cuerpo. 

3. Correcta intención, la determinación de que la luz penetre profundamente en nosotros y que transfiera las frecuencias evolutiva necesarias.

4. La percepción correcta: ver, visualizar, oír y sentir la luz que penetra profundamente en nosotros mismos a través de la nariz y los poros de la piel. 


Estos cuatro elementos coordinados adecuadamente son el secreto de la interacción consciente con el Sol y hacen que las frecuencias evolutivas de la luz pueden ser transferidas por la luz a nuestras células, provocando un cambio armónico y desarrollando una nueva calidad.  Esta tecnica se practica a diario, con o sin la presencia del Sol; es suficiente que haya contacto consciente con la luz.


La luz debe estar presente en la práctica sin filtros: ni vidrios de las ventanas ni luz artificial. Las ventanas y las bombillas distorsionar la frecuencia de la luz del sol y afectan la calidad del alimento y del medicamento para nuestro cuerpo y nuestra conciencia.

Coordinar estos cuatro elementos deben ser difícil al principio. Un consejo para aquellos que son principiantes. 


Coordinar estos cuatro elementos es natural. Hay gente más evolucionada que practica y ya desde la primera vez entra plenamente en la práctica.
Los errores que se deben evitar son principalmente la tensión y la rigidez: no es necesario ponerse nervioso tratando de poner en práctica los cuatro elementos. El cuerpo debe estar relajado, la columna vertebral erguida, si se puede estar sentado con las piernas cruzadas o en una silla y luego, simplemente, abandonarse activamente a la luz. Esta tecnica debe ser un placer, como comer.

Cualquier persona que aplica las técnicas con el Sol podrá obtener beneficios y mejorar su práctica, integrando el trabajo con los cuatro elementos que he explicado.



¿En que sentido abandonarse activamente? Parece una contradicción. ¿Abandonarse no es un acto totalmente pasivo? 


Abandonarse activamente significa abandonarse conscientemente. Incluso para el acto de entrega es necesaria voluntad. Esta voluntad es la parte activa. 


¿Cuánto tiempo debe practicarse esta técnica?


A medida que avanzamos en la práctica uno irá interiorizándose cada vez más, desarrollando un contacto con la luz completamente nuevo y consciente. Lumen se practica por 10 minutos, en los cuales uno se mantiene firmemente inmerso y concentrado sólo en la luz y los cuatro elementos.
La práctica puede extenderse hasta 30 minutos o una hora, dependiendo de la habilidad y la madurez del individuo.

¿Qué aconseja absorber de la luz, las frecuencias de la evolución en general o algo específico, como la sanación, la concentración, equilibrio, etc?


Lumen puede llevarse a cabo para absorber el espectro evolutivo de la luz en un sentido genérico, o para desarrollar una función específica, como la voluntad, la paz, la salud, la sanación, el amor, el equilibrio, calor, etc


Somos capaces de alimentarnos de la frecuencia más alta de cualquier característica que necesitamos directamente de la luz. Normalmente, cuando tenemos necesidad de una característica específica que falta en nosotros, buscamos en el exterior la compensación: con naturalidad imitamos los modelos que tenemos a disposición.

Por ejemplo, la determinación. La buscamos en un individuo en particular, en un algo que nos inspira determinación, incluida una memoria, una situación, una película, un deporte. Tratamos de conseguir y absorber esa característica de los modelos que tenemos a nuestro alcance. Sin embargo, las frecuencias más elevadas y puras también están presentes en la luz, como informaciòn, como datos.


Esta tecnica sirve para despertar en nosotros la capacidad de nutrirnos de lo que necesitamos, directamente de la luz que contienen esa característica en su forma mas refinada. Si se decide adquirir de la luz una característica específica, entonces la técnica se practicará concentrándose en esa característica. Durante toda la práctica uno se mantiene presente en el acto de absorber esa característica directamente de la Luz que se inspira y después en el acto de expandir las frecuencias luminosas de esa característica dentro de nosotros hasta estar absolutamente colmos de esa vibración.


Esta práctica específica dura 7 días (21 días para los que quieran un efecto mas profundo), una vez al día. Esta practica en realidad no es una técnica, porque es una aptitud natural de los seres humanos. El hombre es realmente capaz de nutrirse de la luz, en todos los niveles: físico, vital, emocional y el mas elevado de la conciencia.

El Sol y la luz son, no sólo el alimento para nuestros cuerpos, sino también para todo nuestro ser. Alimentándonos de estas frecuencias se puede desarrollar cualquier cosa: la empatía, la sensibilidad, obtener una mayor concentración para llegar a estados de meditación más profunda, etc.

Nosotros somos los medios para que la luz puede convertirse en una cualidad, en una acción, en un hermoso pensamiento, una emoción elevada, en una situación extraordinaria.



Y para aquellos que quieren profundizar?


Pueden participar en la experiencia el Código de la Luz y de Heliosis, el programa de energización del Sol. Heliosis (del griego “el exponerse al sol”) es un programa para regenerar y aumentar la propia energía, recuperar y mejorar la salud, la vitalidad y la sensibilización a través de la luz del sol.


Se transmite en un día y consta de siete módulos, que en cada uno de los cuales aumenta el nivel de salud y la energía de la persona, para crear un estado óptimo y un nuevo estándar de salud, bienestar y conciencia. En Heliosis está contenida la información necesaria para tener una relación con el sol equilibrada y ser capaz de hacer el mejor uso de esta fuente de energía tan poderosa a nuestra disposición. Además de los beneficios físicos (incluyendo la presión, la oxigenación y la regeneración de la sangre, fortalece el sistema inmunológico, la optimización de la producción de vitamina D3 regulación de los procesos de mineralización de los huesos, el ajuste del reloj biológico, la regulación del peso) Heliosis tiene un efecto inmediato sobre la calidad de las emociones, pensamientos y sobre todo en la conciencia de la persona.

Para ver la primera parte de este artículo click aquí


Fuente: ConcienciaSolarBlog 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Si deseas dejar tu opinión, comentar éste artículo o algo sobre la web, puedes redactar tu mensaje en el recuadro inferior.

También si ves algún vídeo o enlace caído, por favor deja un comentario y házmelo saber, así podré intentar actualizar la entrada y dejarlo disponible otra vez para todos.

Un abrazo