Arturo Solís Herrera - Fotosíntesis Humana

La Melanina es una molécula extraordinaria, que supera nuestra capacidad de abstracción; se ha descrito su existencia en el espacio estelar, es la molécula mas estable que se conoce (millones de años). Se ha descubierto que la Melanina que producimos los humanos es capaz de romper la molécula del agua, separando el oxígeno y el hidrógeno y extrayendo energía de ese proceso. En pocas palabras, la Melanina es como la Clorofila en los vegetales, es capaz de realizar el proceso de la Fotosíntesis tomando energía del Campo Electromagnético... de las radiaciones solares y cósmicas. A los humanos se nos oculta sistemáticamente nuestra capacidad de obtener energía del sol, tal como ya hace el conocido hindú Hira Ratan Manek y otros quienes literalmente se alimentan de la luz solar, sin necesitar de ir al supermercado.



Arturo Solís Herrera


Científico Mexicano que descubrió la manera de elaborar una "Pila Infinita", que genera electricidad a partir del agua y melanina.

El descubrimiento de un proceso bioquímico, que a partir de una molécula que existe en la piel, el cabello y el recubrimiento de la retina humana, pero que se puede producir artificialmente, (la melanina o polihidroxiindol), es capaz de romper la molécula del agua, separando el oxígeno y el hidrógeno y extrayendo energía de ese proceso.

El científico Arturo Solís Herrera dice que su innovación busca generar energía limpia a través del hidrógeno. Después de cuatro años de trámites y pruebas, el gobierno de Rusia otorgó al científico mexicano Arturo Solís Herrera la primera patente en todo el mundo que reconoce la existencia de la “fotosíntesis humana”.

Este hallazgo permitió elaborar una especie de pila infinita, que el autor llama Bat-Gen (imagen a la derecha), porque funciona al mismo tiempo como una batería recargable y como un generador continuo de energía.

La materia prima de este invento abunda en la naturaleza, pues sus componentes centrales son agua y una molécula que existe en la piel, el cabello y el recubrimiento de la retina humana, pero que se puede producir artificialmente: la melanina o polihidroxiindol.

Días antes de volar hacia Varsovia para explicar su descubrimiento ante la Academia de Ciencias de Polonia, Solís Herrera detalló que la Federación Rusa le otorgó la patente número 6017379, el pasado 2 de abril de 2010, tras demostrar que la melanina y sus derivados no sólo sirven para dar color a la piel y el cabello.

“Esta sustancia es capaz de romper la molécula del agua (H2O), separando oxígeno e hidrógeno, al mismo tiempo que esa reacción libera energía. Pero lo más revolucionario es que la misma molécula realiza la función inversa, y vuelve a unir el hidrógeno y el oxígeno, para que nuevamente se constituyan como agua, liberando una nueva carga de energía”, indicó el médico, con especialidad en neurooftalmología del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

El ciclo se puede repetir una cantidad incalculable de ocasiones, armando y desarmando la molécula del agua y liberando energía, sin que haya merma, debido a que la propia melanina ayuda a absorber nuevos fotones que están disponibles en el ambiente en las radiaciones electromagnéticas que normalmente nos rodean en todo el planeta, las cuales provienen del sol y del espacio.

Con estos fotones se nutre el repetido evento iónico o eléctrico que ocurre al armar o desarmar las moléculas de H2O.

Esta es una manera muy esquemática de explicar lo que ocurre en el interior de la Bat-Gen, la cual es capaz de mantener encendida una lámpara de luz por más de 100 años, con la única necesidad de cambiar los focos cuando termina su tiempo de vida.

Como evidencia de esta afirmación, el doctor Solís tiene, en su laboratorio de Aguascalientes, lámparas que llevan cuatro años encendidas.


HISTORIA


El hallazgo no es una fantasía ni aparece de la nada. Desde el punto de vista científico forma parte de la corriente de estudios que busca generar energía limpia a través del hidrógeno, que es el átomo más sencillo del universo, formado por un protón y un electrón.

El proceso del doctor Solís, que fue concebido en su laboratorio privado de la ciudad de Aguascalientes, se encuentra en evaluación desde hace cuatro años en las oficinas de patentes de Estados Unidos, la Unión Europea, China e India. En México se solicitó la patente hace cinco años al Instituto Mexicano de Propiedad Industrial y aún no hay respuesta.

“Hasta ahora he gastado más de 40 mil dólares en abogados y trámites para buscar la patente y ha sido un proceso muy complejo por lo inédito de este hallazgo, que yo mismo llegué a considerar increíble. Pero el otorgamiento de la patente en Rusia le da un aval firme a mi hallazgo y deja el testimonio, con un documento legal, de que este descubrimiento fue hecho en México”, comenta el investigador, que no trabaja en ninguna universidad.

Ahora los abogados que están tramitando las patentes en Estados Unidos y Europa dicen que seguramente el proceso de protección de propiedad intelectual en sus jurisdicciones se acelerará.


Serendipia 


La historia de la ciencia está llena de ejemplos de descubrimientos que se realizaron por un accidente afortunado y, desde luego, inesperado. A estos hallazgos se les llama “serendipia” y el más famoso fue el descubrimiento de la penicilina, que ocurrió cuando a Alexander Fleming se le contaminó un estudio de bacterias con un hongo y luego descubrió que alrededor de ese hongo no crecían las bacterias. Así empezaron los antibióticos.

El hallazgo del proceso que el mexicano Arturo Solís llama “fotosíntesis humana” también ocurrió de manera casual.

“El descubrimiento surgió de manera accidental cuando investigaba posibles terapias para las tres causas más comunes de ceguera en México: glaucoma, retinopatía diabética y degeneración macular provocada por la edad”, narra el científico, cuya formación académica es como médico cirujano del IPN, oftalmólogo de la UNAM, maestro en ciencias médicas de la Universidad Autónoma de Aguascalientes y doctor en farmacología de la Universidad de Guadalajara.


“Durante esta investigación detectamos que la melanina poseía propiedades terapéuticas extraordinarias, pero no nos explicábamos cómo podía dar una protección tan constante y tan completa. En 1998 produjimos de manera artificial 20 mililitros de melanina y con ella confirmamos una hipótesis que se había generado poco a poco: que la melanina entregaba hidrógeno a las células de la retina”, indica.

Así se colocó la primera piedra para después probar que dentro del cuerpo humano ocurren procesos bioquímicos y foto-electro-químicos que generan energía. Antes de buscar patentar este hallazgo, Arturo Solís trabajó 12 años observando y entendiendo a la melanina, entre 1990 y 2002.

“Muchos amigos me decían: ‘¿Para qué estudias la melanina, si es la que nos hace prietos y feos y no sirve para nada?’, y ahora sé que esta molécula funciona como una especie de catalizador para generar energía. Si lo sabemos aprovechar, nadie le va a discutir a México el haber aportado una de las soluciones más firmes para atender la crisis energética con una alternativa limpia”, dice Solís.

9 comentarios :

  1. Estupendo... donde podemos contactar al Dr. Arturo S. H., me comentaron que en una entrevista (no se de que televisora) el Dr. habló de un curso o conferencia que proximamente dará, me gustaría asistir a tan interesante evento. Atte. Biol. Jorge A. Villa . L. email: baizabalero@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias por dejar tu comentario, Jorge.

    No tengo noticias sobre la conferencia que comentas, quizás en google puedas encontrar algo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Johanna Alegría Ramón16 de febrero de 2011, 16:42

    Es sin duda un trascendental trabajo de ardua investigación, en un futuro (que espero no sea lejano) este descubrimiento si bien descrito inesperado, impensado revolucionará el enorme boquete energético y muchos problemas más que aquejan el mismo futuro de la humanidad, espero exista dicha conferencia y poder tener noticias a tiempo. Espero la patente en nuestro país sea pronta, como lo es necesaria.

    ResponderEliminar
  4. Sí, esperemos que pronto esté a disposición de todos y se amplíen los campos de uso de esta tecnología. Hace un par de días ví unos vídeos sobre un medicamento que ha hecho este mismo científico que potencia sus propiedades si después de bebernoslo, estamos al Sol. A ver si mañana los busco y los publico aquí también.

    Gracias por tu comentario, Johanna.
    Un fuerte abrazo y gracias por visitar este blog, que es de todos.

    ResponderEliminar
  5. Me podrian decir cual es el numero o codigo de la patente y la pagina web donde puedo localizarla.

    ResponderEliminar
  6. Claudia, siento haber tardado en contestar. He intentado encontrar el número de patente, y lo que encontré es lo siguiente:

    la Federación Rusa le otorgó la patente número 6017379, el pasado 2 de abril de 2010, tras demostrar que la melanina y sus derivados no sólo sirven para dar color a la piel y el cabello.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. http://www.faqs.org/patents/app/20090134007

    ResponderEliminar
  8. Si esto se confirma cientificamente es maravilloso, realmente estamos maravillosamente hechos los seres humanos por el Creador de todas las cosas, cuyo nombre es Santo, Santo, Sannto y que no se mezcle esto tan extraordinario con filosofias esotericas y magicas que nada tienen que ver, esto es ciencia pura.

    ResponderEliminar
  9. Es muy interesasnte y se que será útil para la humaniodad, yo quisiera saber si me pudieran enviar algo más profundo con respecto a como la melanina puede ayudar a un paciente con degeneración de la mácula y cada vez tiene dolores más intensos con una pérdida de visión muy acentuada...ojalá me pudieran contactar...mi nombre es Alonso García y mi mail es alonso.decordoba9@gmail.com.......gracias de antemano y que dios los bendiga

    ResponderEliminar

Si deseas dejar tu opinión, comentar éste artículo o algo sobre la web, puedes redactar tu mensaje en el recuadro inferior.

También si ves algún vídeo o enlace caído, por favor deja un comentario y házmelo saber, así podré intentar actualizar la entrada y dejarlo disponible otra vez para todos.

Un abrazo