Comentarios al estado actual de la cuestión mundial (Parte 2 de 3) Contexto mundial desde el análisis medioambiental

Contexto mundial desde el análisis medioambiental

Ya las personas en el Neolítico prestaban gran atención a los acontecimientos que ocurrían en el cielo, puesto que de ello dependía su subsistencia a tras de la agricultura. Ejemplo de ello es el observatorio-templo solar y lunar de Stonehenge, en la Planicie de Salisbury, al sur de Inglaterra en el 2.000 a.C. La Gran Pirámide de Keops es otro ejemplo de esta vinculación con el medio, siendo templo deldios solar y tanto su color como forma favorecen la captación de energía solar. Asimismo sus dimensiones se relacionan con las de la Tierra. La concavidad de sus caras permitía determinar los equinoccios con un error máximo de 12 horas. Esta y los obeliscos, medían el tiempo mediante sus sombras arrojadas.



Dirigiéndonos al ámbito doméstico, la casa de Sócrates, basada en el tipo Megan, coincidente con el tipo base de los templos griegos, constituye la primera casa pasiva que conocemos en la historia. Antiguas ciudades en Mesopotamia, Nilo, India, China y Japón se beneficiaban de la orientación predominantemente sur.  Uno de los primeros ejemplos de ciudades con orientación hacia el sol y los vientos dominantes, son ciudades griegas como Mileto, Priene, Olinto, Knidos, etc. Este modelo fue apropiado y utilizado por Roma, por los españoles en América y, más tarde, en la ciudad norteamericana.



Desde el siglo de la Razón, por causas que no abordaremos ahora, comienza la separación entre ciencia y religión en la Europa de entonces. Aunque los primeros científicos (F. Bacon, J. Kepler, R. Boyle o I. Newton) no consideraban una oposición entre ciencia y religión (algunos incluso escribían sobre teología como Bacon y Boyle), el hecho es que esta dualidad se ha ido incrementando, reforzada por la Revolución Industrial, que centró el paradigma en la máquina (posteriormente será la tecnología), hasta finales del siglo XX. La confianza en un sistema de producción en cadena basado en la tecnología, comenzado por Taylor y promulgado por Ford, ha formalizado un tipo de desarrollo que permitió un aislamiento e independización de los sucesos del territorio que pisamos, reduciendo su significado hasta el punto de ser considerado como despensa de materias primas y campo de prácticas por la industria y el mercado. No sólo ha sido así en los países que se han beneficiado de estas tecnologías, sino que han influido sobre otros que no dispoan de ellas pero que contaban con la materia prima, gracias al desarrollo de los medios de comunicación (TICs) y de transporte basados en el petróleo. El economista, escritor y sociólogo Jeremy Rifkin, ha nombrado a esta sociedad planetaria como la sociedad del petróleo. La crisis energética de 1973 provocó un cuestionamiento del estilo de vida de los países desarrollados. En arquitectura y urbanismo, los rascacielos de los centros urbanos eran símbolos de riqueza de las grandes empresas, muchos de los complejos compactos de bloques de viviendas del Movimiento Moderno fueron víctimas de un  deterioro  tal  que  los  hizo  inhabitables,  con  deficientes  materiales  y  técnicas  de  construccn, dimensiones inhumanas y falta de espacios públicos y privados claramente definidos. No sólo no pudieron superar la marginación de determinadas capas sociales, sino que se contribuyó a la formación de guetos de estos colectivos. La extensa urbanización de los barrios periféricos dominada por una división estrictamente funcional derivada de la Carta de Atenas y las teoas de los CIAM y Le Corbusier, se criticó por un lado por favorecer el tránsito individual al vivir en suburbios, consumidor de grandes cantidades de energía y, por otro, por su monotonía y falta de vida, como consecuencia de ello se incrementan los problemas sociales.


El aire acondicionado de Carrier, a principios del s.XX, significó en arquitectura la total capacidad de aislamiento del exterior y permitió la proliferación de construcciones que restringieron las decisiones climáticas y ambientales, como pasó en el Sistema Internacional, y que planteaban un edificio único para todos los contextos. Caso especialmente conocido por todos los arquitectos es el de la casa Farnsworth en Illinois, de L. Mies, en donde la propietaria y Doctora Edith Farnsworth llegó a decir de esa caja de cristal que era invivible. Es quizá este proyecto un estandarte de, no sólo la desvinculación con el clima, sino también la excesiva exposición de los usuarios frente al exterior, constituyendo un ejemplo de una dinámica perfectamente centrada en el objeto puro arquitectónico, implantado en un lugar. Es interesante establecer una comparación con la Villa Rotonda de Palladio en la que, bajo unas circunstancias muy parecidas de ubicación e intenciones, y la voluntad de posicionarse exenta en el paisaje a través de vistas en 360º, y ver que es posible una vinculación y aprovechamiento del clima, a través de las ventilaciones por ejemplo, aprendidas en este caso de las villas Costozza, cerca de Vicenza.


Es ahora, y desde finales del s. XX, cuando nos planteamos de nuevo recuperar ese vínculo con el territorio y su clima, pasando de un modelo mecanicista y pre-entrópico del mundo y de una visión newtoniana del espacio entendido como infinito, luego ininterrumpidamente explotable, hacia otro basado en la sostenibilidad. Este nuevo espacio es acotado y requiere de nuestro compromiso para su equilibrio. Esto es definido en el Informe Brundtland para las Naciones Unidas en 1987, como modelo de desarrollo que contempla la satisfacción de las necesidades del presente, sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones. Este enunciado recuerda a la cita de los indios Sioux para quienes la tierra se tomaba prestada de las futuras generaciones en vez de ser heredada.


Vamos a saltarnos el comentario sobre la infinitud de momentos y maneras en las que el Homo Sapiens, a través del Sistema Neoliberal, ha ejercido una explotación sin sensibilidad hacia nuestro Planeta, por no considerarlo hoy necesario, tanto por la obviedad de los acontecimientos, como por evitar sentimientos densos que puede ocasionar su conocimiento, y que no ayudan a solucionar la cuestión.


Por el contrario, y aunque parezca increíble, la llamada crisis ecogica o cambio climático ha supuesto un nuevo intento más de levantar un Sistema Neoliberal en declive, desde hace décadas, con la mirada puesta en la venta y continuación de la producción en masa. Demostraremos esto en 3 puntos:

1) Datos relacionados con los llamados desastres naturales. 
2) Correspondencia entre CO2 atmosférico y temperatura global del Planeta.
3) Datos científicos sobre el supuesto cambio climático.

1) Datos del Informe anual de 2005 de los desastres naturales mundiales (World Disasters Report

2005. International Federation of Red Cross) de los últimos 10 años, puntean desde un inicio de 419 en

1995, un incremento de 487 en 1998 a 614 en 1999, pero luego conservan una estabilidad hasta 2004 y se sitúa en 719. Otro informe de la Universidad de Louvain, en Bélgica, señala 724 desastres naturales en el año 2006, es decir siguen estables desde 1999. Mientras que el aumento máximo del número de desastres naturales supuso un 26%, el incremento de las víctimas mortales en esos mismos años fue de un 89%. También hubo una reducción de un 68%, en el total de afectados y un ligero aumento del 14% en la cantidad económica de los daños. El año 2006 fue más benigno en daños, muertes y afectados.

Por otra parte, en las tablas de los desastres naturales en EEUU, se observa una media entre 47 y

49 (incremento 4%) desde 1945 hasta 1989, mientras que el número de muertes se incrementa en el mismo periodo desde 4.452 hasta 5.450 (incremento de 22,4%).
También tenemos datos del EMDAT (The International Emergency Disasters Database) entre 1980-

2000 de víctimas mortales en ciclones tropicales en las que se ve un pico en 1991 de más de 100.000 personas pero, el resto de años, mantiene una media de unos 5.000 muertes/año, terminando en 2000 alrededor de poco más de 1.000. Es decir se han reducido en la última toma y han mantenido una media durante los 20 años de mediciones. De la misma fuente, y el mismo periodo, contamos con las gráficas de víctimas mortales por inundación y por terremotos, manteniendo una media entre 8.000 y 9.000 en el primero y habiendo mayor variabilidad en la de terremotos, con un gran decrecimiento en al año 2000, llegando a la segunda cifra menor de dicho periodo. Vuelve a haber reducción y mantenimiento de la media en los últimos años.

Entre los 10 peores desastres del mundo por número de muertos según el US Foreign Disaster Asistant de EEUU, en el periodo entre 1948-1990, destacan, un terremoto en 1948 con 100.000 muertos, un ciclón en Bangladesh en 1970, con 500.000 muertos y un terremoto en China en 1976, con 250.000 víctimas mortales. Es decir, todos ellos están muy lejos de acercarse al final del siglo, en donde se supone que los datos deberían ser más altos.


2) Las gráficas de correspondencia de la temperatura del Planeta y el COatmosférico desde el periodo Cámbrico (6001000.000 años atrás) hasta nuestros días, demuestran distribuciones estadísticas independientes, es decir, no hay ningún tipo de vinculacn. Además estipulan que vamos a afrontar un periodo de frío en breve, a partir de 2013-4. De hecho las dos gráficas, la de COatmosférico y la de temperatura se invierten en el periodo del boom económico de la post guerra, a partir de los años 40 del s.XX, considerado como el de mayor producción de CO2 de nuestra historia conocida. Es decir, la mayor producción de CO2 vinculada a una de las mayores bajadas de temperatura. Con esto obtenemos que el supuesto cambio climático, de existir, no es ni siquiera relacionado con el CO2.


3) Mientras que la información sobre un cambio climático es presentada al público en las noticias de TV, oyendo hablar de los 1.500 científicos que se han puesto de acuerdo acerca del tema, bajo la forma del IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático), la realidad es que hubo disidentes que no estaban de acuerdo con la interpretación de la informacn. Un ex-miembro del panel, el profesor Paul Reiter lo critica ampliamente, y ha atestiguado contra sus resultados en la Cámara de los Lores, en UK. Reiter hace notar que, los que discreparon con el pretendido consenso y abandonaron el panel, fueron sin  embargo incluidos en  el  Recuento de Cabezas, junto a  los  científicos mencionados al  público, reforzando la idea de que 1.500 científicos estaban de acuerdo, aun cuando éste no era el caso.  

Él destaca:

Después de mucho esfuerzo y de muchas discusiones infructuosas, Yo… abando el proyecto del IPCC. Mi dimisión fue aceptada, pero en un primer borrador encontré que mi nombre todavía estaba enumerado. Solicité que fuera borrado, pero me dijeron que permanecería porque “había contribuido”. Fue sólo después de insistir fuertemente, que tuve éxito en hacerlo eliminar. (Paul Reiter, 2005)


Según el profesor Syun-Ichi Akasofu, director del Centro Internacional de Investigación del Ártico, la caída de las capas de hielo en el Ártico, que tanto asustan a determinadas personas, constituyen un proceso natural de expansn-contracción de las masas de hielo, si esta se estudia en un periodo de tiempo más amplio. Son simplemente ciclos, como los solares de 11 años de duracn.

Según el científico francés Jean Pierre Garnier Malet, estamos cruzando un umbral de un periodo a otro, de poco más de 25.000 años de extensión y se están produciendo modificaciones relacionadas con ello a través de cambios planetarios debidos al desdoblamiento de partículas, que influyen en nuestro sistema solar, provocando un calentamiento. Este calentamiento no se debe a la contaminación industrial, sino a este tipo de trasformación galáctica.

Según el biólogo Nasif Nahle, aplicando las leyes de la termodinámica para evaluar científicamente el impacto real de los seres humanos sobre el calentamiento global, por la emisión de los llamados gases de efecto invernadero (GEI), descubre que, el cambio total en la densidad del Dióxido de Carbono en la atmósfera ha sido de 180 ppmv, desde 1850 DC. De esta cantidad, las actividades humanas son responsables solamente de 4.77 ppmv; el resto, 175.23 ppmv, se debe a procesos naturales (emitido por procesos ocnicos, volcanismo, incendios forestales espontáneos, etc). Si calculamos el porcentaje de influencia humano sale un 2,65%, es decir, casi inexistente.

Según informes de la Nasa de 2006 por el equipo dirigido por Mausumi Dikpati del NCAR, y los comentarios del director del Observatorio Astronómico de San Petersburgo, Jabibuló Abdusamátov, de la Agencia Rusa RIA-Novosti, se confirma que el calentamiento global se debe simplemente a un exceso de radiación solar, proviniendo de un ciclo solar (ciclo solar 24) que tend su máximo alrededor de 2012. Este ciclo va a traer la máxima actividad solar de los últimos 50años. A partir de aquí, viviremos en otro ciclo de mínimos (enfriamiento de nuevo), que ronda su máximo entre los años 2055-2060.


Después de la demostración de la inexistente crisis ecogica, se considera suficiente información como para asumir la verdadera situacn. En arquitectura, contamos con los datos suministrados por el ingeniero informático, arquitecto y doblemente doctor, Luis de Garrido (Arquitecto del año 2008 según AIA), que afirma que el 90% de la energía que gasta un edificio se debe a sus estrategias pasivas, es decir, a situacn, dimensionado de huecos, grosores, aislamientos, orientacn, etc. Con ello percibimos rápidamente que el restante 10% es el que atienden las estrategias activas (tecnología). Sin embargo, estas son las más caras y más contaminantes. Hace unos 15 años, el mismo L. de Garrido realizó un modelo al que lla Modelo de las Pirámides Invertidas, constatando que las acciones con mayor eficacia medioambiental eran las más baratas. Según sus palabras: la mayor parte de las tecnologías que se pueden incorporar en un edificio son muy caras y tienen muy poca eficiencia medioambiental. O lo que es lo mismo, la tecnología no aporta prácticamente nada al nivel de sostenibilidad de un edificio. Y además lo encarece. En cambio, la orientación en arquitectura y en esta sociedad, es hacia el uso de la tecnología.

Por todo ello, necesitan mostrar unos datos que promocionen el uso indiscriminado de dichas tecnologías, pues hay que dar salida a la producción industrial.


En línea directa con estos cambios de nuestro entorno, no podemos olvidar lo que es pasando a nivel mundial con la alimentacn. Para mucha gente, todavía vale la frase de somos lo que comemos. Teniendo el control de la alimentación mundial, tienes el control de sus habitantes, al menos el de la inmensa mayoría.

La  tecnología transgénica es suponiendo un  duro  azote  en  la  transformación  de  nuestros paisajes, convirtiendo grandísimas extensiones naturales en tierras de cultivo exclusivamente transgénico, pues donde se plantan semillas transgénicas ya no crecen las naturales, desajustando los ecosistemas de las zonas y trayendo plagas de difícil recuperación ecogica. La calidad de dichos alimentos es puesta en duda por muchos científicos como Daniel Winter. Todo lo que se ha dicho relativo a la falta de alimentos, es construido desde los intereses de un reducido puñado de empresas que contienen el 80% de los terrenos de cultivo del mundo. Según el director de la FAO en España, el planeta Tierra genera dos veces más alimentos de los que sus 7.000 millones de habitantes precisan para vivir, a pesar de lo cual, 925 millones de personas se encontraban en situación de hambre crónica en 2010. Es así que la falta de alimento no existe. Según Tristam Stuart en la actualidad, en aguas europeas, se tira por la borda de un 40-60% de lo que se pesca. Es, una vez más, una desigualdad de distribucn, no de existencias.


Algunas empresas multinacionales que no ven ya seguro el tema del mercado y de la Bolsa, por su inestabilidad, están invirtiendo en este nicho de la alimentación por ser un negocio más seguro. El acaparamiento de tierras en África es siendo de unas dimensiones desmedidas. Como referencia decir que, el gobierno etíope por ejemplo, ha cedido 11.900 km2 de tierras a empresas privadas y ha puesto en el mercado otros 30.000 más. En 2010, este Gobierno reasentó a 150.000 personas para disponer de sus tierras, que en Etiopía legalmente pertenecen al Estado. A lo largo de 2011, el objetivo del gobierno de este país es realojar a más de 100.000 hogares para poder vender dichas tierras a empresas, la mayoría en el sur y suroeste del país, habitados por etnias minoritarias a las que por supuesto no se les ha preguntado.

Hoy ya, toda la alimentación mundial depende de sólo un pequeño puñado de empresas multinacionales. Cinco empresas (enfatizamos 5) controlan el 80% de la producción y el comercio de granos, cuatro (enfatizamos 4) el 100% de las semillas transgénicas, tres (enfatizamos 3) monopolizan el mercado mundial de lácteos y otras tres (enfatizamos 3) acaparan la producción de maíz en el mundo, apunta el libro Especulación financiera y crisis alimentaria, de José María Medina y Kattya Cascante.


Todo lo que contaron sobre la bajada del precio de la alimentación que traería la tecnología transgénica, debido a que en teoría, estaban subiendo (datos no correspondidos con los informes), es otro dolo. Medina, director de la ONG Prosalus y coordinador de la campaña: Derecho a la alimentacn. Urgente, explicó mo el índice de precios de los alimentos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) permanec constante entre 1990 y 2006, con oscilaciones entre 90 y 120 puntos y una media en torno a los 100 para todo el período. Sin embargo, a finales de 2006 y principios de 2007 los precios comenzaron a subir de forma incesante y alcanzaron el índice 213 en

2008, señaló. Volvieron a caer en 2009, aunque en 2010 iniciaron otra subida (hasta los 214) y en 2011 llegaron a situarse en los 240 puntos. Es decir, hablemos en porcentajes que es más claro, mientras que en el periodo 1990-2006 y tomando el valor más desfavorable por lo tanto exagerando, la subida es de 33%, el periodo 2006-2011, la subida es de 100%. Además, el mercado de materias primas alimentarias pasó de unos 35.000 millones de dólares en 2004, a acumular 350.000 millones en 2009 (10 veces más, en 5 años). Los datos son muy claros y los comentarios innecesarios.


Continúa leyendo el artículo en los siguientes enlaces:

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Si deseas dejar tu opinión, comentar éste artículo o algo sobre la web, puedes redactar tu mensaje en el recuadro inferior.

También si ves algún vídeo o enlace caído, por favor deja un comentario y házmelo saber, así podré intentar actualizar la entrada y dejarlo disponible otra vez para todos.

Un abrazo